Es oficial. El verano ya está aquí, los planes veraniegos se convierten en la mejor opción y la temida operación bikini ha comenzado. Así, de repente. ¿Eres de las que cada verano empieza a temblar cuando escucha la palabra dieta? Sí la respuesta es sí, tranquila. En Fudeat tenemos la solución: apuesta por una dieta de verano y tu cuerpo, tu piel y hasta tu estado de ánimo, lo notarán.

¿Cómo sobrevivir a la dieta de verano?

Es un hecho. El verano es, sin duda, la época del año en la que más nos preocupamos por nuestro físico. Por ello, nos centramos más de lo normal en cuidar nuestra alimentación. Pero, ¿sabemos realmente qué alimentos y costumbres no deben faltar, por ningún concepto, en nuestra dieta de verano? Toma nota de nuestras recomendaciones y tendrás el éxito asegurado.

dieta de verano intro

Catering El Triciclo

Paso I:  Fija un objetivo

Dicen que un plan sin metas ni objetivos es como un barco sin timón. En este caso, cuando seguimos una dieta, la importancia de fijarnos objetivos radica en una mecánica psicológica inexorable. ¿Qué quiere decir esto? Que una vez hayamos alcanzado nuestros objetivos, también estaremos alcanzando el éxito. Y  poco  a poco, y sin darnos cuenta, la confianza que tenemos en nosotros mismos mejorará.

Eso sí.  No olvides ser realista a la hora de fijar objetivos. Tratar de conseguir resultados en tiempo record es la manera directa de garantizarse el fracaso. La forma más adecuada de alcanzar la meta es plantearse objetivos poco a poco.

dieta de verano objetivos

Fuente: Unsplash

Paso II: ¡Recetas a todo color! Incorpora a tu dieta de verano platos frescos, saludables y llenos de sabor

No. El verano no solo trae buen tiempo y buen rollo. También viene acompañado de sus platos más típicos. Veraniegas, refrescantes, y deliciosas. Así son las recetas que nos trae el buen tiempo.

El gazpacho está consolidado el rey del verano. Las ensaladas, el plato estrella. Las verduritas, un alimento muy nutritivo. Y las proteínas, el elemento fundamental para llevar una dieta saludable. Es muy importante dar prioridad a estos alimentos ya que nos aportan todo lo que nuestro cuerpo necesita: agua, fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y antioxidantes.

dieta de verano platos frescos

Fuente: Pinterest

Recordaros que para llevar una alimentación sana es fundamental incorporar el agua a nuestra dieta. Normalmente, los médicos recomiendan beber entre 6 y 8 vasos al día. ¿Por qué? Porque el agua te proporciona una piel sana y joven, te mantiene hidratada en todo momento, mejora tu digestión y limpia tu organismo.

Paso III: Di sí a las frutas

Los beneficios de las frutas son innegables en nuestra salud.  Son la fuente natural de vitaminas por excelencia, ayudan a controlar el colesterol, aceleran el metabolismo y hacen que nuestro organismo funcione mejor.

Son dulces, sabrosas, tienen pocas calorías y prácticamente nada de grasas saturadas. En definitiva, tomar fruta es la mejor opción si te entra la vena golosa y no quieres caer en la temida tentación del dulce.

dieta de verano frutas

Fuente: Pinterest

Ojo, recuerda que cualquier dieta deberá ir siempre acompañada de ejercicio físico y de una buena rutina.